Otras Deudas y Asuntos Relacionados

Deudas de impuestos

Ya que la demanda de bancarrota típicamente tiene como resultado una protección automática de la corte, la oficina de impuestos o las autoridades estatales de impuestos tales como las del Departamento de Impuestos de Illinois, usualmente deben de poner un alto a las acciones de recolección de otros acreedores. Esto incluye la exacción de impuestos, demanda de embargo fiscal, y así sucesivamente.

Cierto tipo de impuestos pueden ser eliminados por la bancarrota. La ley de bancarrota es relativamente clara cuando establece que las deudas de impuestos no pueden ser borradas por ésta. Generalmente, los impuestos no son desechados si son deudas por impuestos de años recientes, o si el contribuyente no presentó declaraciones de impuestos. Sin embargo, no es muy claro que impuestos pueden ser desechados, porque esto depende de los hechos de cada caso en particular.

Si una deuda de impuestos no es desechable, algunas veces es posible pagar ésta a través de un plan bajo el Capítulo 11, 12 o 13 de bancarrota. Los impuestos de diferentes años quizás sean tratados diferentemente dentro del plan. Los impuestos recientes deben ser pagados totalmente. Los impuestos no son desechables no serán liberados a la conclusión del plan si estos no están pagados totalmente. Aun y cuando el plan paga el principal total de los impuestos, el contribuyente quizás siga debiendo intereses cuando el plan haya concluido.

Impuestos Sobre Propiedad

En Illinois, los impuestos sobre la propiedad están asegurados por los bienes raíces. Una propiedad puede ser vendida por tener impuestos vencidos y no pagados. El dueño de la propiedad tiene el derecho a rescatar la propiedad del comprador de impuestos antes del plazo de entrega pagando el adeudo total más los intereses vencidos. Si la propiedad no es rescatada antes del plazo, el comprador de impuestos puede obtener una trasferencia del titulo de la propiedad vendida por los impuestos no pagados y, como resultado, el dueño pierde la propiedad.

El presentar una demanda de bancarrota algunas veces puede extender el plazo de rescate de los impuestos de la propiedad vendida. Una vez que se presenta la demanda de bancarrota, la propiedad no puede ser vendida por impuestos vencidos y no pagados. El comprador de impuestos no puede obtener una transferencia del titulo de la propiedad vendida por los impuestos no pagados, sin el permiso de la corte de bancarrota. Quizás sea posible pagar los impuestos de propiedad vencidos a través de un plan bajo el Capítulo 11, 12 o 13.

Las obligaciones de apoyo económico doméstico (DSO)

Esto incluye manutención de cónyuge, mantenimiento y manutención de menores. DSO no es desechable, pero la manutención de menores atrasada, puede ser pagada a través del Capítulo 11, 12 o 13 bajo un plan de pagos con protección de la corte. Generalmente, el embargo de salario por manutención de menores atrasada debe ser detenido durante la bancarrota, pero las deducciones pueden seguir dándose por las obligaciones actuales. Además, el deudor debe continuar dando los pagos actúales por las obligaciones de apoyo económico doméstico (DSO); el incumplimiento a hacerlo puede ser motivo de desestimación del caso.

Aval de deuda

Un aval de deuda quiere decir que dos o más personas firmaron el contrato del préstamo o la solicitud del crédito. Cualquier persona que firme tal documento es responsable de la deuda. Muchas personas se consideran a ellas mismas aval "secundario", mientras que alguien más es el responsable "principal". Ésta es una distinción sin diferencia. Cuando una deuda es avalada, quiere decir que el prestamista puede, en el evento de que el deudor no cumpla, ir tras uno, ambos o todos los que firmaron. No importa quienes aparezcan primero en el documento del préstamo.

Cuando uno de los avales presenta una demanda de bancarrota, él o ella es protegido por la corte federal. El prestamista solo puede ir tras los avales restantes, llamados "codeudores". Dentro del caso del Capítulo 13, sin embargo, un codeudor es protegido, mientras que el deudor paga su deuda.